Ciertamente hay muchas oportunidades para inversores alcanzar más de 90 millones de consumidores aspirantes con ingresos de rápido crecimiento. Esto es enfatizado por un clima de inversión que está haciéndose más favorable en lo que el marco legal se convierte más integral, flexible y predecible; que los inversores desde sectores públicos y privados son tratados con igualdad y justicia. Por el lado de la demanda, los medios y ricos consumidores cuyo ingreso es desde 15 millones VND (714USD) y por encima per mes, no sólo están creciendo en números, sino también extendiendo a otras provincias y ciudades junto a ciudades grandes como las ciudades de Hanói y Ho Chi Minh (Grupo de Consulta de Boston). Asimismo, el salario mínimo ha estado aumentando a lo largo de los años, que ayuda a mejorar las condiciones de vida, así como afecta la tendencia de consumo. Por el lado de la oferta, muchos inversores extranjeros en áreas diferentes tal como venta al por menor, alimentos, prendas de vestir y textiles, cosméticos, bienes raíces, energía, infraestructura, agroindustria, y la electrónica, han estado participándose en el mercado.

 

Entre muchos sectores, hemos identificado cuatro de los potenciales principales que las empresas peruanas pueden ser interesadas en. Ellos son i) materiales de mariscos para procesar, ii) sector de fruta y verduras, iii) hierbas y productos naturales, y iv) materiales para industrias de textil y prenda de vestir. Tenga en cuenta que todavía hay acuerdos de cooperación que se están negociando sobre los asuntos antes mencionados entre Perú y Vietnam. Además, ambos países están negociando sobre miembros del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). Cuando estos acuerdos se finalizan, ellos serán esperados para generar mucha más oportunidades para ambos empresas peruanas y vietnamitas.

 

A pesar de todos los potenciales mencionados anteriormente, la conciencia y la comprensión de los consumidores vietnamitas sobre los productos y servicios peruanos son todavía escasas, lo que son los desafíos grandes. La diferencia en la cultura de hacer negocios y estilo de consumo vale la pena aprenderla absolutamente para integrarse del mercado.